Arena y Mar

.Me gusta verlos en calma, El moviéndose suavemente, ella tendida junto, esperando el momento del abrazo nocturno. Entonces ella lo ve venir cauteloso,  y  febril  se apresta a recibirlo. el es  fuerte, grande, impetuoso,  ella deseosa de sentirlo.  se estremece antes que el pueda rozarla.  El la envuelve en un abrazo para enseguida dejarla, el llega y se aleja en un embriagante vaiven, ella espera anhelante la llegada final que la envuelve de placer, que la destroza que la rompe, que la arrastra con el.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s